El queso

Los factores geoclimáticos y el elemento humano (elaboración y maduración tradicional) son los responsables de las características finales del Queso Mahón-Menorca. Es un queso de pasta prensada y de forma paralelepipédica de cantos y aristas redondeados, posee el sabor natural de nuestra isla, declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Su sabor es suave, ligeramente salado y acídulo, con ciertas reminiscencias a leche o mantequilla, cambiando a medida que avanza su maduración a un sabor y aroma más intenso y complejo, apareciendo el picante.

Historia del Queso

La historia del queso en la isla, se remonta mucho tiempo atrás; incluso a la prehistoria, según nos sugieren restos de cerámica de utensilios empleados para su elaboración, datados en el año 3.000 AC. Existe documentación escrita del siglo V DC. que hace referencia al consumo de queso en la Isla y documentos árabes del año 1.000 que destacan las excelencias del queso de Menorca.

Su comercio exterior era ya importante en el siglo XIII; pero fue durante el periodo de dominación británica, cuando se produjo un impulso considerable y el origen de su nombre “Mahón”, el del puerto de expedición del producto.